Saltar al contenido

Escocia en Juego de Tronos: Dónde se grabó y ruta

juego de tronos escocia

Escocia en Juego de Tronos: Dónde se grabó y ruta

La saga de George R. R. Martin es una de las más exitosas de la literatura y la televisión. Pero esta historia no es solo fantasía. Algunos de los personajes y eventos fueron inspirados en sucesos reales. Escocia en Juego de Tronos es uno de los más resaltantes. Ya que este país británico no solo sirvió de inspiración al escritor para parte de la obra, sino que también fue el escenario de algunas escenas de la adaptación.

Acompáñanos a hacer una ruta de Juegos de tronos por Escocia. Te mostraremos los lugares más deslumbrantes de este país que fueron protagonistas de esta exitosa historia.

Escenarios de Juego de tronos en Escocia

Escocia es uno de esos países que cuentan con escenarios naturales hermosos. Pero también con castillos y edificaciones antiguas que te hacen sentir que viajas en el tiempo. Outlander en Edimburgo es un ejemplo claro de cómo esta combinación resulta perfecta para traer a la vida muchas historias del cine y la televisión.

Hoy te mostramos, los más asombrosos escenarios que todo fanático de Juegos de tronos en Escocia debe visitar.

El castillo de Doune (Winterfell)  

Si has leído los libros de juegos de tronos, sabrás que uno de los escenarios más importante es Winterfell. En la adaptación televisiva se usaron distintos escenarios para traer a la vida este lugar. Sin embargo, la primera temporada y en especial, el primer episodio, fue grabado en el castillo Doune, en Escocia.

El castillo de Doune Juego de tronos invernalia

Se encuentra situado en Stirling, lo que muchos llaman el corazón de Escocia. Fue construido en el siglo XIII, aunque por diversas circunstancias tuvo que remodelarse y prácticamente reconstruirse en el siglo XIV. Pero desde entonces permanece casi intacto, por lo que es realmente un lugar que te hace viajar en el tiempo.

El castillo fue usado para las escenas exteriores de Winterfell en la primera temporada. Así como las escenas en donde se muestra el patio del castillo y la famosa cena de bienvenida del rey Robert Baratheon y su corte.

Glencoe y el castillo de Edimburgo (La boda roja)

George R. R. Martin se inspiró en dos hechos históricos escoceses importantes para escribir la controversial escena “La boda roja”. El primero de estos eventos fue la masacre de Glencoe, uno de los momentos más infames la historia de Escocia.

castillo de Edimburgo juego de tronos

Se dice que en el año 1691 el rey Guillermo III ofreció su perdón a los clanes de las Tierras Altas quienes se habían declarado en rebelión para devolver el trono a Jacobo II. Para optar por este perdón, los rebeldes debían jurar su lealtad al rey antes del 1 de enero de 1962.

Entre los clanes se encontraba los MacDonald de Glencoe. Quiénes por algunos contratiempos, entregaron su juramento varios días tarde. Sin embargo, todo parecía tranquilo por lo que cuando el clan Campbell se dirigió a Glencoe, nadie imaginaba lo que ocurriría. Los MacDonald fueron masacrados como castigo en sus propias tierras, quebrantando así la “ley de hospitalidad”.

El segundo hecho histórico para esta escena fue “La cena del toro negro”. Este evento ocurrió en el famoso castillo de Edimburgo y tuvo como protagonista a Los Douglas, el clan más poderoso de las tierras bajas de Escocia.  

El conde Douglas y su hermano menor recibieron en el año 1440, una invitación para cenar con el rey Jacobo II en este castillo. Durante la cena les sirvieron la cabeza de un toro negro, un símbolo de muerte. Tras esto, los hermanos fueron arrastrados al exterior del castillo donde fueron enjuiciados y ejecutados. Una vez más se traicionó la “ley de la hospitalidad”.

Estos dos lugares son sin duda escenarios de Juegos de tronos en Escocia. Estos hechos narran historias terribles que van a la par con la famosa Boda Roja de Martin, pero que resultan más terribles por el simple hecho de ser reales.

El muro de Adriano (The Wall)

El castillo de Doune es el único escenario de Escocia en Juegos de Tronos. Pero otros lugares en Escocia hicieron un papel más importante que aparecer en la serie. Inspiraron a Martin para escribir la historia.

Uno de estos mágicos lugares es la actual frontera entre Inglaterra y Escocia. En este punto se alzan los restos del muro de Adriano. Un sitio que Geoge R. R. Martin ha declarado en distintas ocasiones, le sirvió como inspiración para crear el universo de Poniente.

Esta muralla fue construida por los romanos en el extremo norte de su territorio. El muro no solo era un símbolo de poder que marcaba los límites de su territorio, sino que también les servía para protegerse de las tribus que vivían del otro lado del muro, en la actual Escocia.

Si hablamos de Escocia en Juego de Tronos sin duda este lugar fue uno de los más importantes para la historia. El eje central de la obra de Martin es un colosal muro de hielo que delimita el norte del Poniente para proteger a los habitantes de los salvajes y los caminantes blancos del otro lado, el cual claramente fue inspirado en la historia del muro de Adriano.

La Isla de Skye (Bloodmoon)

Aunque la serie Juegos de Tronos ya ha llegado a su fin, HBO no quiere dejarla morir. Desde hace tiempo se habla de distintas precuelas y secuelas relacionadas a esta magnífica saga.  Pero hasta los momentos, uno de las historias que está confirmada para rodarse es sobre la época cuando los dragones existían y los caminantes blancos aparecieron por primera vez.

Aún no existe confirmación del título que llevará esta nueva serie, pero se dice que puede ser Bloodmoon o The long night. De cualquier manera, se sabe que transcurrirá varios miles de años atrás de los eventos que ya hemos disfrutado y para ello se necesitan escenarios espectaculares, que nos hagan sentir que vivimos en esa época.

Los escenarios de Juegos de Tronos en Escocia que ya hemos comentado, demuestran que no hay mejor lugar para rodar esta nueva serie que en las tierras de este hermoso país. Los creadores de esta serie lo saben así, por eso el equipo de producción ha seguido la ruta de juegos de tronos en Escocia y ha visitado también la isla de Skye.  

Esta isla cuenta con los paisajes montañosos y lagos más extraordinarios. Dando la sensación de que el tiempo se ha detenido en este lugar. Por eso estamos seguros que será un lugar más que acertado para ser protagonista de las escenas de esta nueva serie que pronto vamos a poder disfrutar.